Termografía y Celulitis

HomeComunicación EISSEITermografía y Celulitis
Fuente: es.wikiversity.org

La celulitis es la acumulación de tejido adiposo que se muestra exteriormente irregular como la piel de una naranja y se localiza en muslos, glúteos, abdomen y caderas. Hasta hace algunos años la celulitis no se consideraba como una enfermedad y de hecho no lo es, pero un grado IV puede traer consigo alteraciones vasculares serias Su causa suele ser hormonal y está frecuente en casi el 100% de las mujeres a partir de la adolescencia.

CLASIFICACIÓN DE LA CELULITIS POR GRADOS (lo más frecuente)

  • Grado 1: La piel se muestra sin imperfecciones tanto de pie como tumbada y al apretar no se ven irregularidades (piel de naranja). Responde muy bien al tratamiento.
  • Grado 2:La piel se muestra sin imperfecciones tanto de pie como tumbada y al apretar se ven irregularidades (piel de naranja). Responde muy bien al tratamiento.
  • Grado 3: La piel se muestra sin imperfecciones de pie, pero en posición tumbada se ven irregularidades (piel de naranja). Se subdivide en dos momentos, el más cercano al grado 2 cuyo tratamiento aún es sencillo y el más cercano al grado 4 en el que se presentan durezas, tabicaciones de los nódulos adiposos que comprimen el sistema venoso evitando un retorno venoso adecuado favoreciendo edema y acumulación de líquidos que empeoran aún más el cuadro (ya estamos hablando de una celulitis tipo IV)
  • Grado 4: Es la más avanzada y se observan imperfecciones y acumulaciones grasas localizadas en zonas duras, frías y dolorosas. Es la evolución de los estadíos anteriores cuando no se aplica un tratamiento. Es compatible con obesidad y menopausia y por supuesto, con una celulitis de menor grado no tratada a tiempo.

 

En cuando al análisis termográfico y si tenemos en cuenta que las zonas más frías son las azules y verdes y las más cálidas las rojas y amarillas; a medida que la celulitis vaya avanzando y al no llegar una irrigación correcta debido a la tabicación y los nódulos iremos viendo zonas de color verde azulado (frías) entre zonas rojas (cálidas). Cuanto más colores fríos veamos, más grave es la celulitis a nivel termográfico ya que nos muestra la temperatura de la piel que está encima de las zonas patológicas.

También podemos encontrar la clasificación de celulitis blanda, flácida, edematosa y mixta (combinación de todas las anteriores en diferentes zonas del cuerpo). En mi opinión esta clasificación está obsoleta debido a que la anterior define de forma más exacta lo que pasa en los tejidos y no únicamente lo que se ve o se palpa en las zonas afectadas.

El gran caballo de batalla para la medicina estética es la Celulitis tipo IV ya que hay que “ablandar” las zonas nodulares sin producir hematomas por rotura de vasos sanguíneos. En la actualidad se puede considerar este tipo de Celulitis como patológica por lo que conlleva a nivel pronóstico.

La termografía es un gran aliado para conocer de un vistazo muy rápido, incluso sin desvestir a la paciente, cuál es su estado general y cuáles zonas de su cuerpo son las más afectadas. Recordemos que colores cálidos significan Celulitis leves y colores fríos, Celulitis avanzadas.

En el próximo post veremos cómo actúa nuestro dispositivo de ondas de choque (único en el mundo aprobado por la Asociación Nacional de Esclerodermia) para el tratamiento de la Celulitis tipo IV.

También te puede interesar

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?