WIN WIN WIN (regla 1): Mi mejor cliente es el paciente que aún no tengo

HomeNoticias económicas destacadasWIN WIN WIN (regla 1): Mi mejor cliente es el paciente que aún no tengo

Durante el último trimestre de 2021 abordaremos la Medicina Estética basándonos en el contexto del beneficio para el paciente y el beneficio para el empresario. WIN WIN WIN es la repetición de una palabra inglesa que significa “ganar” y hay tres porque el tercero que gana es el sector y por ende, la economía de un país que debe sacar mucho más partido a sus “recursos humanos”.

En boca de todos siempre ha estado que la fuga de cerebros es uno de los principales “handicaps” de España porque hasta ahora nadie se ha ocupado en serio para evitarlo. Pensemos por un momento en un paraíso como es nuestro país en el que reinan los días de sol, en el que es relativamente barato vivir (menos Madrid y Barcelona) con respecto a Europa, gozamos de un clima privilegiado, se come de forma equilibrada gracias a la dieta mediterránea y a la lucha contra el consumo excesivo de azúcar, etc. Todo esto hace que el carácter del español y por ende, del profesional, sea positivo en la mayoría de los casos (días malos los tenemos todos).

Siempre hemos oido que nuestro PIB debería ser mayor, que no cumplimos previsiones con Europa, que el paro es alto (en efecto, lo es), que hay 6 millones de personas en riesgo de exclusión y que, en definitiva, muy lejos de ser la cuarta economía de Europa parece que somos un país tercermundista a ojos de nuestros vecinos europeos que son los que están deseando venir y hacer negocios en España atraídos por las enormes oportunidades existentes, pero también son los que conforman el grueso del turismo y que convierten a España en el segundo país del mundo receptor de turistas con algo más de 80 millones de personas que nos visitan al año (UK, Francia, Alemania y los países nórdicos ocupan el grueso de nuestros visitantes). Esos son precisamente los que ponen en evidencia nuestra denostada economía, aunque razón no les falta.

 

¿Qué debemos hacer de forma inmediata para optimizar el sector de la Medicina Estética?

 

En nuestra opinión, hay 10 reglas básicas que por orden de importancia son las siguientes:

 

REGLA 1 – Asegurar la calidad del servicio a los pacientes

 

Tras el impactante dato de la SEME que en 2018 reveló que el 58% de los tratamientos médico estéticos estaban realizados por personal no cualificado las cosas no han cambiado demasiado debido a que el mundo ha tenido que enfrentarse a la situación de riesgo sanitario más importante del siglo con la Covid-19. Este dato se desglosa con un 28% de tratamientos realizados en centros de belleza, 16% en peluquerías y 14% por esteticistas autónomas. Por otro lado hay que tener en cuenta que la mayor parte de tratamientos son inyecciones de Botox y aumento de labios con Ácido Hialurónico ya que son con aquellos que los “intrusos” pueden sentirse más seguros, aunque las consecuencias pueden ser muy graves. La supervisión médica es esencial y en nuestro modelo de módulos valoramos el refuerzo por dermatólogos dentro del módulo facial y corporal para policlínicas. Para las infiltraciones y bajo la demanda de nuestros pacientes proponemos 1-2 días por semana en los que proporcionamos médicos estéticos que realizan este tipo de tratamientos de forma exclusiva. Las ventajas son obvias y evidentes tanto para médicos como para gestores de policlínicas ya que el médico gana un buen dinero cada día de visita sin tener que soportar el peso de una clínica propia y un negocio del que debe conocer cada una de sus variables (fiscalidad, laboral, legalidad, formación, etc.). El resto de tratamientos con aparatología los realizarán en el día a día profesionales de la estética y enfermería supervisados por médicos y dermatólogos ya preexistentes en la policlínica.

En una policlínica podemos realizar tratamientos médico estéticos no exclusivos de médicos estéticos (inyecciones principalmente) mediante profesionales de la estética, pero en un centro de estética no se pueden realizar tratamientos que requieran supervisión médica, aunque sea el mismo tratamiento. Y parece que la diferencia son matices, pero en realidad no es así porque el paciente que acude a una policlínica ya sabe que se encuentra en un entorno médico con la confianza que eso genera y cualquier tratamiento estético o médico estético adquiere importancia y seguridad. Pongamos el caso de que el paciente que viene por una cita en pediatría y es invitado a probar una limpieza facial profunda o a un tratamiento antiedad básico como puede ser la eliminación de las arrugas de expresión, esa persona se sentirá en un entorno seguro y aunque dicho tratamiento no necesite prescripción medica como muchos que se hacen en clínicas médico estéticas, adquiere una categoría en la mente del paciente mucho más elevada que si eso mismo le ocurre en un centro de belleza o en una peluquería.

Y ahí es donde encontramos a nuestro mejor cliente porque es el que todavía no tenemos como paciente de Medicina Estética. En una policlínica entran para recibir diversos servicios de las diferentes especialidades médicas, entre 100 y 150 personas por día, si extrapolamos esa cifra al 40% de la población española usuaria de estos tratamientos estaremos desperdiciado entre 40 y 60 posibles pacientes para nuestra nueva área de Medicina Estética. Pero aún hay más y es que la conversión de esos 150 clientes al día puede realizarse en el punto de venta mediante estrategias de marketing sencillas, pero muy elaboradas y a través de internet gracias a que todos nuestros pacientes han tenido que firmar documentación RGPD en la que se regula la protección de datos y por la que podremos realizar campañas en Google y redes sociales para convertir a nuestros propios pacientes diseminados en las diversas especialidades en pacientes de tratamientos estéticos. Y si a esto le unimos marketing cruzado entre especialidades rentabilizaremos nuestra clínica hasta límites no imaginados, pero cómo hacer todo eso forma parte de nuestra fórmula que llevamos construyendo en los últimos 20 años.

Si con una inversión muy razonable quieres realizar más de 100 tratamientos en tu policlínica y aprovechar a cada paciente que entra por la puerta, ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos una solución rápida, personalizada y de rápida implantación.

También te puede interesar

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?