Ómicron: mi experiencia como positivo de esta cepa.

HomeComunicación EISSEIÓmicron: mi experiencia como positivo de esta cepa.

A lo largo de la historia el conocimiento científico se adquiría y transmitía por “lo empírico”, es decir, basándonos en la experiencia y en la observación de los hechos. Esta nueva cepa va a cambiar muchos paradigmas que hasta ahora se situaban encima de la mesa de losexpertos,  y permitidme comentar algunas premisas basadas en mi experiencia como paciente de Ómicron:

 

  1. ¿Tuve algún contacto de riesgo en los 15 días previos al positivo? Absolutamente NO.
  2. En ningún momento me quité la mascarilla y estuve muy atento a mi alrededor.
  3. Minimicé las salidas como llevo haciendo desde el inicio de la pandemia, reduciéndolas a lo imprescindible.
  4. Vino a verme un familiar con su mujer y tuvieron que hacerse un test menos de 24 horas antes del viaje. Aún así no convivieron en mi domicilio durante el tiempo que pasamos juntos. Tras haber dado positivo, hice los pertinentes rastreos y los contactos que ya eran negativos, volvieron a serlo.
  5. En las pocas comidas o cenas fuera de mi domicilio, elijo únicamente restaurantes donde la distancia con otro comensal supere los 6 metros (voy a restaurantes poco concurridos y nunca en fin de semana). Si voy al lavabo en el restaurante o me levanto para lo que sea me pongo automáticamente la mascarilla.
  6. En reuniones imprescindibles e demasiado importantes para realizarlas por Zoom nuestro equipo médico nos realiza un test de antígeno cuantitativo mediante un dispositivo médico que usa la inmunofluorescencia como base de diagnóstico y si alguien da positivo, esa persona no asiste a la reunión, se aisla en un hotel o en su domicilio si las circunstancias lo permiten hasta que verificamos por PCR el positivo y también el negativo mediante 4 test consecutivos (rápido serológico, rápido de farmacia, de antígeno cuantitativo por inmunofluorescencia y PCR). Si todos dan negativo, después de chequear durante todo ese tiempo los contactos, la persona es “puesta en libertad”.

 

Pues así empezó todo y aunque las medidas que usamos en Eissei parezcan más propias de Australia y el infausto Novak Djokovic (barón del tenis y poco más), haciendo todo eso di positivo y tuve bastantes días para reflexionar ya que el análisis epidemiológico me fascina y estoy seguro de que si se hubiese hecho más caso a las matemáticas, estaríamos en una situación bien diferente. Ahí van mis reflexiones:

  1. Si mi aislamiento y control fueron prácticamente ideales, ¿dónde me infecté con Ómicron? Se sabe que esta variante es más contagiosa que el Sarampión, pero la persistencia en el aire y su elevada contagiosidad pueden ser un nuevo camino de contagio. Es posible que muchos test de antígeno rápidos no tengan la sensibilidad suficiente y se nos escapen falsos negativos (es la posibilidad que barajo a tenor de mi experiencia).
  2. Nuestro test de antígeno cuantitativo reflejó un resultado de 44,04 Uds. de carga viral en zona nasofaríngea, lo cual no es nada desdeñable; en cambio la PCR rozó el negativo con una CT de 32, ya que CT 33 se considera negativo en la clínica donde me hice la PCR dos días después del test cuantitativo. Mi conclusión empírica es que Ómicron puede ser de vías superiores que inferiores y por eso es menos patogénico (genera mucha menos neumonía bilateral en vacunados) y se aclara antes de la mucosa nasofaríngea. Tanto antígeno cuantitativo como PCR se hacen con “el palito en la nariz” y por tanto, la muestra sale del mismo lugar.
  3. En cuanto a la sintomatología fue la de un catarro fuerte aunque con un componente que no había vivido nunca y es el cansancio extremo que mitigué (y lo sigo haciendo) con fármacos (Frenadol, sobre todo) y que duró muchos días. Si un positivo con una PCR que indica una bajísima carga viral ha tenido una sintomatología tan florida, me puedo imaginar lo mal que lo pasan los infectados de variantes más patogénicas como la delta y que tienen mayor carga viral. Pero lo peor está aún por llegar…

 

Ómicron está desatado en Europa. Ayer se registraron casi 400.000 nuevos casos en Francia en un solo día y 220.000 en Italia. España no le fue a la zaga y registramos 130.000 casos que generan, gracias a Dios, menor cantidad de hospitalizaciones e ingresos en UCI que la ola 3 (otoño-invierno de 2021). Ahora bien, lo que más asusta de Ómicron no es su letalidad, sino su gran contagiosidad que al final nos va a llevar a letalidades muy elevadas ya que se espera, según fuentes de la OMS, que la mitad de la población europea se contagie en los próximos 3 meses y eso me hace utilizar nuevamente las matemáticas para, en el caso de España, sacar nuevas conclusiones:

  1. EL TSUNAMI: Hoy España registra un acumulado de 7,6 millones de infectados desde el inicio de la pandemia y si la OMS no se equivoca eso se va a triplicar en 3 meses. Es decir, ¡alrededor de 15 millones de nuevos infectados! vs. los 2 millones desde el inicio de la sexta ola. Obviamente, se van a romper todos los récords y la presión asistencia va a ser enorme si los vaticinios se cumplen.
  2. LA PRESION ASISTENCIAL: No hay que menospreciar el número de ingresos en UCI y hospitalarios porque a día de hoy y según una gráfica del Ministerio de Sanidad que publica hoy El País (https://elpais.com/sociedad/2021-12-29/asi-se-compara-la-sexta-ola-con-las-anteriores-mas-casos-que-nunca-y-de-momento-un-tercio-de-ingresos.html) es similar al pico de olas anteriores exceptuando la primera que se llevó a los más débiles y cuando apenas se sabía cómo controlar la Covid. Este dato puede dispararse si los 2 millones mencionados se convierten en 15 como anticipa la OMS que va más allá en países como Brasil en el que la incidencia hoy se ha multiplicado por ocho y se esperan en las próximas semanas picos de un millón de casos por día de Ómicron.
  3. SUPERCONTAGIOSIDAD: Otro factor importante es que Ómicron contagia a vacunados y no vacunados y también contagia y recontagia a personas que han pasado el virus comportándose igual que un catarro común a nivel epidemiológico, pero con la gravedad del Covid (conjunto peligroso). Ya empiezan a existir casos en que el mismo individuo se contagia varias veces de Ómicron, lo cual implicaría que el cuerpo no desarrolla IgG suficiente o que aún no le ha dado tiempo a desarrollarla por la novedad de la cepa. Esperemos que sea lo segundo, pero en mi caso vacunado con 2 dosis de Pfizer y habiendo sido positivo, la IgG en mi cuerpo brilla por su ausencia.
  4. VECTORES DE CONTAGIO: es ya evidente que la franja de edad hasta 12 años es que la que sufre mayor cantidad de contagios y aunque tienen muy poca sintomatología, actúan como un fuerte vector de contagio con sus padres y abuelos. En España no estamos preparados ni económica ni mentalmente cerrar colegios y trabajar desde casa durante un tiempo prolongado. A las pruebas me remito que cuando se han levantado restricciones se han disparado los contagios y eso que aún no contábamos con Ómicron. A día de hoy no hay prácticamente restricciones y la Covid campa a sus anchas.

 

En mi opinión empírica, lo peor está por venir simplemente multiplicando los casos previstos por la OMS por la presión asistencia actual. Duplicaríamos ampliamente la primera ola y para eso ningún sistema sanitario está preparado. Sin duda, este virus es muy inteligente y sabe cómo perpetuarse para que las vacunas tengan más un efecto paliativo que preventivo y para infectar a mucha gente en poco tiempo, si además parece que no genera la inmunidad necesaria (está por ver en los próximos meses) estaremos con constantes reinfecciones dentro de los parámetros estaciónales otoño-invierno que parecen ser el caldo de cultivo preferido para la Covid..

A este virus solo puede pararlo un fármaco que lo elimine del organismo porque está visto que las medidas epidemiológicas habituales van siempre por detrás de sus variantes.

Cuidaos, reflexionad, usad las matemáticas para extrapolar escenarios y tomaos en serio esta enfermedad. Desde Eissei siempre tratamos de ayudar estudiando los productos o escenarios y aportando nuestro grano de arena para la comprensión de las cosas basándonos en evidencias empíricas o de reputados profesionales.

También te puede interesar

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?