Fundamentos de la energía electromagnética (EFATI)

HomeAparatología médico estéticaFundamentos de la energía electromagnética (EFATI)

Como venimos explicando en otros artículos de nuestra web el modo en el que la nueva aparatología hace uso de la energía está siendo el punto de inflexión en medicina estética y fisioterapia con el fin de conseguir terapias no invasivas y con excelentes resultados. Hasta ahora hemos analizado el uso de la luz en sus diversas longitudes de onda, el frío y el contraste térmico con fuertes implicaciones en fisioterapia. En Eissei hemos desarrollado un dispositivo que mediante el uso de la energía electromagnética combinada con energía inductiva y campos magnéticos de forma muy precisa es capaz de producir importantes efectos que aceleran la curación en patologías del sistema músculo esquelético (huesos, músculos, tendones y ligamentos) y en consecuencia proporciona efectos adelgazantes desde la base de la tonificación, desarrollo muscular y aumento del metabolismo basal.

Otro tipo de efectos donde se ven grandes resultados  es la cicatrización de heridas no sangrantes o fracturas óseas de forma ordenada y sin queloides o cicatrices debido a la ordenación celular, así como el alivio del dolor de origen nervioso y muscular. El uso de este tipo de energía tiene su origen en la electroestimulación que actuaba de forma superficial para combatir la flacidez después de procesos de adelgazamiento. No obstante, esta es una técnica que no se ha abandonado y concretamente en Eissei la hemos incorporado al equipo más avanzado en criolipolisis (adelgazamiento) que incluye manípulos que generan corrientes electromagnéticas, frío y calor con importantes implicaciones en el tratamiento de la flacidez y en fisioterapia. En otro artículo hablaremos más detenidamente de esto.

La corriente electromagnética basa su efecto en la entrega de energía a profundidades superiores a los siete centímetros y produce resultados desde dentro hacia afuera gracias a la estimulación controlada (desde 4.000 hasta 25.000 Gauss) de células y tejidos del sistema músculo esquelético. Favorece la cicatrización y unión ordenada y “limpia” en fracturas óseas y tendinosas, desgarros en ligamentos y tonificación muscular (10 minutos de tratamiento equivalen a 10.000 abdominales o sentadillas). Debido a la gran profundidad de trabajo es capaz de trabajar de forma eficaz en grandes músculos de miembros inferiores como el cuádriceps o tríceps femoral, abdominales, el gran músculo dorsal de la espalda y de forma muy eficaz para tonificar la musculatura del suelo pélvico tras el parto o procesos de incontinencia posparto o ligados a la edad. La intensidad y la profundidad abren el abanico al tratamiento de muchas patologías relacionadas con el dolor y la recuperación del sistema osteotendinoso a nivel músculo esquelético, es decir, huesos y músculos principalmente.

Los tratamientos que se pueden realizar mediante el uso de nuestro equipo de electroestimulación con corrientes EFATI son los directos y los indirectos. Los directos son los que producen las ondas EM “per se” y los indirectos son aquellos que se producen por la interacción de esta energía con los fibroblastos favoreciendo la producción de colágeno y elastina (similar a una RF)  en la piel del cuerpo que junto con la tonificación y la reducción de grasa hace que se completen tratamientos de belleza puros con una importante reafirmación y remodelación corporal. Es el tratamiento de remodelación corporal más efectivo y con el que se genera un enorme grado de satisfacción.

Es importante que entendamos el funcionamiento de este tipo de energía y su actuación en las áreas del organismo con músculos, ligamentos, tendones y grasa. Si entendemos que la energía es potente, que produce estimulación suficiente para que los “gatillos” de contracción muscular salten, que penetra profundamente y que es capaz de alinear las células entenderemos en consecuencia que es muy útil para que nuestros músculos se tonifiquen, nuestra postura mejore, el equilibrio muscular de nuestro cuerpo se optimice ostensiblemente y en consecuencia, al aumentar la masa muscular, aumenta el metabolismo basal (es la cantidad de energía que necesita nuestro organismo para funcionar en reposo sin ningún tipo de gasto energético tras 12 horas de la última ingesta) y quema calorías de forma exponencial; si antes teníamos “X” cantidad de músculo y ahora tenemos un 30% más debido a la tonificación y al ejercicio físico, esos músculos tienen que alimentarse en reposo y su alimento son las calorías, por eso el aumento del metabolismo basal tiene un efecto adelgazante directo. La mejor forma de calcular este gasto energético se basa en la fórmula de Harris y Benedict que maneja los siguientes conceptos: GER (gasto energético total en reposo), P (peso en kg.), H (altura en cm.) y E (edad).

  • Hombre: GER = 66,5 + (13,74 x P) + (5,03 x H) – (6,75 x E)
  • Mujer: GER = 655,1 + (9,56 x P) + (1,85 x H) – (4,68 x E)

 

¿QUÉ TIPO DE PERSONAS SON PACIENTES OBJETIVO DE ESTE TIPO DE TRATAMIENTO? Un tratamiento completo requiere aproximadamente 10 sesiones.

  • Quienes buscan una tonificación muscular sin hacer ejercicio físico.
  • Aquellos que deseen aumentar su masa muscular.
  • Mujeres con flacidez abdominal posparto o después de importantes pérdidas de peso.
  • Si se busca eliminar grasa focalizada.
  • Tratamiento de celulitis 2 y 3.
  • Pacientes con lumbalgia derivada de falta de tonificación muscular en la espalda.
  • Pacientes con lesiones articulares gracias a que no necesitamos apoyar el manípulo sobre la zona a tratar.
  • Personas que busquen tratamientos naturales, efectivos y no invasivos.
  • Mujeres con incontinencia derivada de la edad o posparto.
  • Pacientes que necesiten tonificar su suelo pélvico mediante terapia sin contacto.
  • Reduce hasta un 35% el tiempo de recuperación de lesiones osteotendinosas gracias a la producción de factores de crecimiento por las terminales nerviosas (proteínas que favorecer la renovación celular y de los tejidos).
  • Si necesitamos disminuir la inflamación para reducir el dolor tras una lesión.
  • En pacientes que necesiten rehabilitación nerviosa en miembros por patologías o accidentes.
  • Se optimiza el flujo sanguíneo en la zona tratada (aumento de la vascularización) y por tanto, la oxigenación de los tejidos para una rápida recuperación.
  • Deportistas profesionales para una rápida recuperación tras el ejercicio físico intenso.
  • Pacientes que necesiten tratamientos focalizados debido a la gran precisión del tratamiento.
  • Tratamiento del dolor postoperatorio después de intervenciones en articulaciones.

 

En la actualidad, nuestro equipo supone la alternativa más avanzada coadyuvante con ondas de choque y terapia lumínica, así como su gran interrelacion con la criolipolisis. Podríamos decir que este equipo es el elemento que cualquier proyecto médico estético debe tener.

También te puede interesar

Abrir chat
1
¿Te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?